domingo, 12 de septiembre de 2010

Maldigo
a los poetas sin duende, a las hadas vacías y a las golondrinas
perdidas. ¿Un brindis por esa amistad? Ese ron, sabe tan amargo, el del
pirata sin tesoro, el de marinero en tierra. Malditos los poetas que no
entienden de flores, sinó de pétalos marchitos, de ansia y gritos, de
...soledad y desquicio, de desamores. ...Malditos, malditos sean todos.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar